Sentí escalofrío en las piernas al escucharte.

Te estaba pensando justo cuando enviaste la canción. Te tengo noticias: la telepatía funciona. Pensaba en lo mucho que me gustaría estar cerca de vos por estos días para acariciarte la cabeza mientras espero a que te duermas.

Creo que sería lo único que haría, sobarte el pelo para que te durmieras, después te cobijaría y retiraría mis manos de vos muy lentamente, con mucha maña, para que no te despertaras. Te leería tal vez un cuento infantil… no sé, algo tranquilo, distinto, para nada trascendental; algo como la historia de un osito que se encuentra un huevito de colibrí y trata de muchas formas de devolverlo al nido. Algo así, tranquilo, un arrullo de susurros, una caricia que te reconforte un poco el alma -si acaso se pudiera-, un beso en la frente y un hasta mañana que será otro día. Un duérmete conmigo.

https://www.youtube.com/watch?v=6b7GKvPsG6Y